True Detective inspiration

 Los templos de Angkor son un sitio increíble. Toda esa historia, esa magia, esos templos… Y esos miles de turistas omnipresentes de los que me quejaría y me quejo aunque soy una de ellos. 

Y yo voy y me pierdo. Porque me pierdo siempre. 

Pero para bien. 
Porque te encuentras unos rincones naturales que ya no quieres saber más de monumentos. 

Este sitio, de paso ente templos, perdido, dejado, maleado y taaaaan bello, se ganó mi tiempo. 

Nadie lo miraba con atención y se estaban perdiendo un espectáculo que me cautivó completamente. 

No sé si llegué al siguiente templo. 

Los guías de por allí sólo veían a una loca haciendo fotos y vídeo a algo que ellos no distinguían, porque no lo veían aunque estaba delante de sus ojos. No miraban.

Tenía algo especial y todo un espíritu particular. Una atmósfera fuera de tiempo y espacio. Algo único dentro de un mundo único.

Y de allí me traje un pedacito que cuelga en mi pared, que me deja que lo mire para recordar que la rutina tiene quiebros, sólo hay q saber encontrarlos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s